Durante la edad media

historia del parany

Durante la edad media encontramos una irrefutable prueba documental, sobre el empleo de la liga para cazar , fechado el 17 de junio del año 1237; se trata de una de las cartas pueblas de la reconquista de Jaime I, más conocida como la Carta Puebla de San Mateo (Castellón). En ella se hace referencia explícita al “arte de los paratores”, lo que actualmente conocemos como paradores del parany.

“En el nombre de Cristo. Sea conocida a todos que yo hermano Hugo de Julalquer, por la gracia de Dios Maestre de la Santa casa del Hospital en el Reino de Aragón y Catalunya, también castellano de Amposta, con el asentimiento de Bernardo Vall-fort, comendador de Burriana; y del hermano Martín Sancho Comendador de Mallorca…. damos a  para siempre a vosotros, Guillermo Colom y Guillermo Torner, y a Pedro Clavigero y a todos los otros pobladores que allí enviareis para habitarlo, todo el lugar designado como San Mateo, que se encuentra en el término de Cervera del Maestre, con todos sus llanos, montañas, pastos, arbolados, hierbas, garrigas y aguas, para todos vuestros usos, para viviendas y fortalezas, para otras cosas que os parezca sea conveniente lo que allí haya de hacerse…

También retenemos para nosotros, hornos, molinos y fábricas, …y tengáis que darnos la decima-sexta parte de cualquier medida por la molienda o el arriendo; de cualquier heredad tengáis que darnos una fanega y otra de cebada anualmente según medida de Lérida.

También retenemos un quinto en toda ganancia que hicierais sobre los sarracenos…

De las cacerías que hicierais allí, sin embargo, nada tengáis que darnos, a no ser que solo fuerais cazadores y de aquel trabajo vivierais, o ballesteros de monte o “paratores” los cuales nos tengan que dar un cuarto de todas las bestias, fieras y de aves tres pares en cada año. Y estos cazadores puedan cazar desde la fiesta de San Miguel hasta la cuaresma.

Esto se hizo en el decimoquinto día antes de las kalendas de julio del año del señor 1237.

Rúbrica de Pedro de Bordello. Rubrica de Berenguer de Grumo. Rubrica de Raimundo Daude, testigos.

Rubrica de Pedro Bonello quien escribió esto por orden del maestre Guillermo de Tarragona, notario, con sobre-escrito en línea undécima donde se dice quinque, en el día y el año prefijados.”

<<< anterior • siguiente >>>