El derecho de los paranyeros – Revista APAVAL nº 34

/, Revistas/El derecho de los paranyeros – Revista APAVAL nº 34

El derecho de los paranyeros – Revista APAVAL nº 34

APAVAL - Associació de paranyers de València, Catalunya, Arag

Cuando esta revista llegue a vuestras manos, podremos valorar con toda certeza el año 2014, el abandono de algunas instituciones que dicen defender la caza, la presión sin precedentes de los anticaza más conocidos como los ecologistas. Nombre del que se han apropiado algunas asociaciones, para poder defender desde sus posturas y sus propios intereses -en algunos casos económicos-. La palabra ecologista se refiere a la defensa del medio ambiente, y algunas personas se la atribuyen haciéndola propia, separando así el término cazador de ecologista. Estos grupos nos presentan como asesinos y criminales ambientales.

Haciendo un breve recorrido por la historia del parany nos hemos encontrado con todo tipo de ataques por los grupos ecologistas, algunos grupos políticos y de alguien que pasaba cerca llamado anticaza y antisociedad que son capaces de denunciarlo todo por denunciar, sin ningún rigor científico.

El año 2013, el ataque fue sobre los estudios científios, tuvieron que desplegar todo su poder fáctico sobre las instituciones políticas para que fueran paralizados. Al final lo consiguieron sin aportar estudios científicos que les avalaran en sus pretensiones, pero su entramado consiguió sus objetivos, con ello trataban que los datos científicos no salieran a la luz pública dejando en entredicho sus planteamientos que carecen de todo rigor científico.

Entre consulta y consulta con la comisión europea, no queda claro la diferencia entre la utilización de la red y la liga en los estudios científicos, incluso se dice que en el año 2012 no se habían realizado estudios científicos en el parany y se atreven a omitir los estudios realizados los años anteriores con liga, lamentable olvidado por las instituciones que pretenden que sus actuaciones sean creíbles para la sociedad.

El año pasado se intentó dar un golpe mortal al mundo del parany organizando unos talleres llamados “Un refugio seguro para las aves silvestres – Campaña volar, viajar, vivir Seo/BirdLife” por toda la provincia de Castellón. Estas actuaciones tienen el aval de la comisión europea, pues se trata de un proyecto para varios años, pero en el que olvidaron lo más importante: va en contra de los paranyeros. No entienden las mentes más abiertas de este país y de la Unión Europea lo que significa en mundo del parany para los paranyeros. Nadie puede, con una simple subvención, echar a la calle a las legiones ecologistas (son cuatro pero tienen copados los puntos estratégicos de la administración), cargarse de un asalto toda la historia del parany. Hay que ser más astutos y tener algo más para reducir a cenizas la tradición de un pueblo.

A la segunda jornada del teatro antiparany y por la falta de público contrario al parany, tuvieron que paralizarse dichas jornadas por muchos motivos que pasaré a describir, para que el lector lo pueda entender. A las primeras de cambio el aforo se completó por aficionados y simpatizantes del parany. El resultado fue abrumador los que atacaban el parany no llegaban a representar el 2%, mientras que el 98% representaba a los paranyeros y simpatizantes. Iniciado el debate, todos los asistentes representantes del sector cinegético, el político y el público en general se dieron cuenta de la carencia de base científica en sus manifestaciones, aquello fue una falta de respeto a la sociedad y dejar en evidencia todas las manifestaciones y publicaciones en contra del parany por parte de los grupos llamados ecologistas.

Aquí puedes ver /descargar la revista APAVAL nº 34

Por | 2015-05-19T15:59:40+00:00 mayo 19th, 2015|Actualidad, Revistas|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario