La Fiscalía no ve delito en el parany científico mientras la UE lo rechaza

S.ARA RIOS 23/01/2014 (Esta noticia pertenece a la edición en papel de El Periódico Mediterraneo.)

Imagen de uno de los 33 paranys científicos, situado en l’Alcalatén, que la Consellería ordenó cerrar de forma cautelar.J.NOMDEDÉU
La controversia y revuelo formado alrededor de los 33 paranys científicos cerrados de forma cautelar en la provincia de Castellón suma y sigue. Ahora es la Fiscalía General del Estado la que se ha pronunciado al respecto y ha decidido archivar las investigaciones que puso en marcha sobre los permisos otorgados por la Conselleria de Medio Ambiente para realizar estudios científicos destinados a demostrar que el parany sin muerte sí es selectivo y, por tanto, legal.

La Fiscalía General del Estado reclamó el pasado mes de noviembre a la Conselleria y a los profesores de la Universitat Politècnica de València impulsores de los estudios toda la documentación referida a este respecto. Tras analizarla, ha decidido dar carpetazo al caso al considerar que no hay indicios de delito.

Este archivo llega justo cuando la Comisión Europea, como avanzó Mediterráneo, considera que las autorizaciones dadas por la Conselleria no cumplen la normativa europea de aves, al no ser el parany un método incluido en las excepciones para realizar estudios científicos. A pesar de ser contrarias, las decisiones del Ministerio Público y de Bruselas guardan una íntima relación si se observan los antecedentes de esta polémica, que ahora da otra vuelta de tuerca.

EFECTO IMPREVISTO // Y es que fueron las pesquisas iniciadas por la Fiscalía General del Estado las que motivaron que Medio Ambiente paralizara de forma sorpresiva los permisos de los paranys científicos, cuando solo quedaban 10 días para concluir. Fue entonces, cuando el departamento de Isabel Bonig decidió pedir su opinión a Bruselas.

En este contexto, ahora la Conselleria se encuentra con que la Fiscalía no ve delito en los permisos que concedió, mientras sí los rechaza la Comisión Europea. Esta disparidad de pareceres confunde a los aficionados y complica el camino hacia la legalización del parany, siguiendo el modelo francés de captura sin muerte.

Cabe remarcar que la Fiscalía General del Estado decidió iniciar de oficio la investigación ahora archivada justo días después de que el ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, se reuniera en Madrid con diferentes colectivos de ecologistas, entre los que estaba la influyente Seo Bird-Life. En aquel encuentro, los ecologistas pidieron al ministro que actuará en contra de las autorizaciones dadas por la Conselleria de Medio Ambiente a 162 aficionados para instalar 33 paranys científicos, la mayoría de ellos situados en la provincia de Castellón.

Ahora, ante los últimos acontecimientos, el Ministerio opta por el silencio y evita pronunciarse sobre el futuro del parany. H

 

A %d blogueros les gusta esto: