Revista Apaval Nº36

/, Revistas/Revista Apaval Nº36

Revista Apaval Nº36

Estoy escribiendo este editorial y ya sé positivamente a quién no le gustará pero no importa, sé por qué no gusta y es porque desvela con rotunda claridad la verdadera trama de los ‘mal llamados’ grupos ecologistas.

Alex N. Lachhein, en un programa de Cuarto Milenio, decía que los ecologistas buscan vivir de la política y gestionar dinero público y no le falta razón, solamente hay que echar una ojeada al consejo asesor del Magrama y ya está claro. Solamente debemos echar mano a los BOE del Estado y nos encontraremos quiénes forman ese grupo asesor del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Natural, donde están excluidos todo el resto de conservacionistas, pero los ecologistas están todos. Espero que nuestras instituciones conservacionistas se pongan a trabajar y ocupen los puestos que les corresponden en la administración.

Está muy bien todo lo que se escribe en defensa de la caza, pero mi pregunta es la siguiente: todo lo que se dice en los medios de comunicación, televisiones, prensa, radio…

¿cómo se materializa para que llegue al ciudadano cazador de a pie?

Nos decía N. Lachhin que uno de los temas más polémicos en las redes sociales es el sufrimiento de los animales y ello sensibiliza a la sociedad,

¿pero de qué tipo de animales se trata? Solamente de los que aparecen en el cine, la televisión o en los cuentos. El resto de la fauna en el mundo rural no les interesa, saben que una rata no está bien vista por la sociedad salvo Mickey Mouse, aunque no tienen ningún parecido. Para que alguien lo entienda, cuando están haciendo los dibujos animados en la televisión, todas las madres con sus hijos los miran encantados, pero no es la misma reacción cuando ven un ratón correr por casa. La diferencia es grande, al igual que la manipulación social.

[ Ver revista Apaval núm.36 en PDF ]

Como dice Alex N. Lacchein en Cuarto Milenio, todas las asociaciones animalistas tienen un componente político y nacen en las ciudades, y no en el campo, con ello se demuestra claramente la diferencia entre el mundo rural y el mundo de la ciudad, pero todo vale para hacer política y recaudar unos buenos euros a través de las subvenciones.

No olvidemos echar una mirada al Real Decreto 2355/2004, de 23 de diciembre, por el que se regulan la estructura y funciones del Consejo Asesor de Medio Ambiente.

Estos son los grupos asesores del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Natural: Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace España, Sociedad Española de Ornitología SEO/ Birdlife y WWF/Asociación de Defensa de la Naturaleza (Adena).

Como se puede observar, son los que dirigen al mundo rural y al mundo de la caza, primero a través de las leyes, tanto nacionales como las de las comunidades autónomas y locales. Su nivel de lobby para influenciar en los políticos no tiene precedentes en nuestra sociedad.

Esta es la situación real en la que se encuentra el parany y pronto la caza en general en nuestro país, pero primero hay que recordar quiénes son los que nos gobiernan. Pues son ellos, nada más que ellos, los que manipulan a nuestra sociedad sin ningún tipo de rigor en sus declaraciones, pues éstas no pueden ser demostradas y no dejan que nosotros, los paranyers y cazadores, saquemos a relucir la verdad del parany porque se quedarían desprotegidos de sus repetitivas declaraciones sin base ni fundamento científico.

[ Ver revista Apaval núm.36 en PDF ]

Lo primero que hay que ver es quiénes nos gobiernan y al mismo tiempo ocupan cargos en las instituciones más influyente en materia cinegética.

En nuestra Comunidad Valenciana, todos sabemos de los grupos políticos que nos gobiernan, y nos recrearemos en uno de los grupos que forman el tripartito: me refiero al grupo político Els Verds-Equo. Dentro de sus fines políticos está promover la defensa de los derechos de los animales, de su bienestar, y se definen como el partido verde de España.

Sin embargo, con la ley electoral que existe actualmente, no consiguieron entrar como EQUO en las instituciones, aunque sí lo lograron con la coalición Compromís-Equo con la que se presentaron en la Comunidad Valenciana.

También hay que aclarar que los dirigentes de Greenpeace España fueron y son miembros del Consejo Asesor de Medio Ambiente y del Consejo Nacional del Agua. Están integrados en el grupo político EQUO el entonces director de Greenpeace España, el director en funciones de SEO/Birdlife y la directora de la Fundación Ipade, ONG que presentó el proyecto EQUO en Madrid, que inicialmente comenzó como una fundación y posteriormente su produjo la puesta en marcha como partido político.

A partir de estos momentos y con una gran cantidad de datos en nuestro poder, valoraremos a esta fuerza política, cómo se está comportando con los cazadores y más concretamente con los paranyers, y cómo es capaz, sin ningún tipo de rubor, de actuar por sus intereses, sin ningún rigor científico, falseando los datos a su antojo.

En nuestras primeras reuniones con la actual dirección del Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana ya nos dimos cuenta de la falta de voluntad por parte del director. No es de extrañar sabiendo su procedencia política. Su partido político está totalmente en contra de la caza. Lo podemos constatar en numerosas publicaciones oficiales y no atienden a razones. Una de las publicaciones en la página web de la Generalitat Valenciana decía: “El Director de Medio Ambiente recuerda que se ha de cumplir el actual marco jurídico que prohíbe la caza con parany”.

[ Ver revista Apaval núm.36 en PDF ]

Por | 2018-03-27T18:00:40+00:00 marzo 22nd, 2017|Actualidad, Revistas|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario