Revista APAVAL nº 31

PDF de la revista APAVAL nº 31 

BASTA YA DE ROMPER NUESTRA ESPERANZA Y NUESTRAS ILUSIONES

Mucho se ha escrito en nuestra revista sobre el parany y aún queda mucho por escribir, lo que no podemos permitir es que se escriba desde el recuerdo.

Me cuesta hacer esta editorial -aunque motivos para ello no me faltan-. Corta es mi estancia por la junta directiva de la sociedad, primero como vocal, segundo como vice-secretario, tercero como secretario y por último como presidente.

He visto socios, directivos y muchas más personas, familiares y amigos de nuestros paranyeros que nos han dejado, por este motivo escribo mi editorial.

Siempre que alcanzamos un cargo nuevo queremos alcanzar metas que nuestros antecesores, sea por el motivo que sea, no han podido alcanzar. En nuestro caso es la regularización del parany. Muchas veces se ha conseguído y los tribunales nos han roto nuestra esperanza.

En mi nueva etapa como presidente, hemos dado un giro muy importante en la modificación de nuestra forma de caza, estoy hablando de la caza sin muerte. Pues bien, ahora viene la forma de legislar, en nuestra sociedad actual, en la que todos queremos mejorar, y algunas veces los políticos nacionales -como es en nuestro caso y por malos asesoramientos- las destruyen inconscientemente, siem- pre interponiendo intereses particulares o de organizaciones, a los de la sociedad.

Al solicitar el cambio en la forma de practicar nuestra modalidad de caza se nos abrió la ilusión por cazar de nuevo. ¿Cuál era el motivo que nos llevaba a este razonamiento? Pues que cumplíamos todos los requisitos de la normativa española y europea. ¿En qué nos basamos? Pues en que hay otros países que la practican.

¿Dónde encontramos el problema? En Madrid.

Cuando se modifican los artículos nº-7 y 10 Ley 7/2009, de 22 de octubre, de la Generalitat Valenciana, de reforma de la Ley 13/2004 de la Comunidad Valenciana, también nos encontramos con el obstáculo de Madrid.

Nuestro actual Gobierno Valenciano nos ilusionó con los programas electorales y luego con la defensa del parany allá donde se encontraba, tanto en Madrid como en otro lugar, y no olvidemos todos los artículos de prensa escrita siempre a favor del parany, siempre detenidos en Madrid.

No pretendo con todo lo expuesto anteriormente quitaros la ilusión del parany, ni mucho menos, estoy más que convencido que la Sociedad que represento en la actualidad le queda cuerda para rato.

Solamente os pido más esfuerzo, que seamos capaces de limpiar nuestra re- putación ensuciada por los anticaza y antiparany. Ellos son los responsables de ensuciar los conceptos básicos de nuestra modalidad de caza, y para prohibirla se refugian en unas leyes de caza que no tienen ninguna base científica. Exigimos a los políticos que sean valientes y defiendan las tradiciones de su comunidad, que además es donde se nutren con nuestros votos.

APAVAL es la única organización que tiene estudios científicos, que avalan su forma de caza. Paranyeros, debemos de tener fe en nuestro trabajo y en nuestra manera de proceder, nos quedan muchos cartuchos aun que quemar. No perdáis la ilusión, la esperanza es lo último que se pierde.

Y un buen momento para demostrar esa ilusión es el próximo día 19 de mayo de 2013, en la celebración de nuestra asamblea anual, que este año se lleva a cabo en la localidad de Casinos (Valencia). Éste debe de ser el punto de encuentro de todos los paranyeros.

Miguel Ángel Bayarri Montesinos
Presidente de Apaval

Revista APAVAL nº 31 - marzo de 2013

A %d blogueros les gusta esto: