Revista Apaval Nº37

/, Revistas/Revista Apaval Nº37

Revista Apaval Nº37

APAVAL - Associació de paranyers - núm. 37 - març 2018Yo empezaría diciendo que debemos luchar contra las fuerzas del mal, esas fuerzas que quieren dejarnos sin democracia, sin derecho a decidir.

Me refiero a los inquilinos de la Generalitat Valenciana, de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, ocupados por grupos políticos como los Verdes, Izquierda Unida, Equo y Compromís.

Sus manifestaciones son públicas y en contra de la modalidad de caza del parany, y no aceptan ningún argumento que pueda devolver esta tradición al mundo rural. Prueba de ello son las muchas manifestaciones de algunos miembros de estas formaciones diciendo que el parany arrastra una sentencia, pero no quieren entender que lo que estamos planteando es un nuevo método de captura. Ni lo entienden ni lo quieren entender.

El comportamiento radical de estos grupos políticos que practican el sectarismo, si algún socio no entiende esta palabra se la reproduciré, sectarismo político, es la intolerancia u odio que surgen de dar importancia a las diferencias percibidas entre diferentes grupos sociales, políticos y religiosos.

He estado presente en muchas mociones y ha habido muchas posturas dentro de los grupos políticos. Debo felicitar al grupo popular por presentar la moción del cesto malla y también al grupo socialista por presentarla en la Diputación de Castellón, y a los dos grupos por la defensa de la moción en algunos ayuntamientos. Gracias a todos. También debo dar las gracias al grupo Ciudadanos, por su defensa en la comisión de medio ambiente. Pero no podemos decir lo mismo del grupo Compromís, salvo excepción de una localidad que ha salido en defensa de nuestro colectivo.

El comportamiento del grupo Compromís, ha sido lamentable. Estos señores no tienen ningún rubor en cambiar el significado de las palabras e, incluso, en mentir. Estos comportamientos nadie me los ha contado, han sido presenciados personalmente.

Queridos socios, no me voy a extender en la editorial. Según los entendidos, el mensaje debe ser corto y llegar claro y conciso. Pero esto no quedará así, en el interior de la revista me explayaré dando todo tipo de detalles a los tratamientos que hemos recibido por parte de los responsables de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural. El tratamiento que ha sufrido nuestro colectivo ha sido desproporcionado, con la prevaricación de la Conselleria, de las presiones y visitas en exceso que han realizado a nuestras instalaciones y, para poner el punto final, el ataque que han sufrido las mismas. De esta forma actúan los radicales.

[ ver revista en PDF : APAVAL  núm. 37 – març 2018]

No debemos olvidar que todas las asociaciones animalistas y ecologistas tienen tintes políticos, son organizaciones encargadas de distorsionar la verdad del mundo rural, de confundir a la gente que vive en las grandes ciudades, para lograr sus objetivos, que son los votos en las elecciones.

En algún pleno se han dirigido a mi persona diciéndome que soy un romántico del parany, ¿qué podéis pensar de una persona que se dedica a vivir de la política, en este caso militante y diputado de la Generalitat Valenciana “Compromís”, cuando su abuelo y su padre han sido paranyeros? Este señor reniega de sus antepasados a cambio de un buen sillón, sin importarle las tradiciones de los ciudadanos.

Anteriormente he mencionado a los agentes forestales en sus intervenciones, quiero dejar claro que no todos los agentes medioambientales actúan de esa forma, solamente hay algunos que tienen exceso de celo y son capaces de trabajar horas fuera de la jornada. Qué contentos estaríamos los ciudadanos si cuidaran con el mismo celo nuestras propiedades, creo que el sentir de los antiguos guardas de campo se ha perdido. Todo esto hemos de agradecerlo a los dirigentes de la Conselleria, como nosotros los mencionamos.

Muchas veces he oído a los de Compromís que los grupos políticos que aprobaron la moción del cesto malla podían prevaricar, como dice la gente mayor de la calle, el ladrón se cree que todos son de su condición. Como he dicho en la página interior de la moción de cesto malla, os ampliaré todos los detalles del comportamiento tan políticamente pobre que tienen estos de Compromís con el mundo rural y en la defensa de las tradiciones.

Como dirían nuestros mayores, que tanto hemos aprendido de ellos, y en alguna conversación me dicen estos de Compromís que se creen que hemos caído ahora de la parra.

Para finalizar la editorial solamente diré que, en estos momentos, hemos empezado a recorrer el camino, el camino bueno, un camino que no será fácil. Ya se ocuparán los anti caza, los grupos animalistas, los ecologistas, los intolerantes de los partidos políticos y los anti-tradiciones de cortarnos el paso.

Simplemente os pido que todas las instalaciones las tengamos en perfecto estado, para recibir a todo el sistema anti-tradiciones en la próxima emigración de los zorzales.

Gracias al Ayuntamiento de Sant Joan de Moró, por el cordial recibimiento y por darnos todo tipo de facilidades para poder celebrar la XXXIX Asamblea Anual Ordinaria de Apaval.

[ ver revista en PDF : APAVAL  núm. 37 – març 2018]

Por | 2018-03-27T17:59:25+00:00 marzo 27th, 2018|Actualidad, Revistas|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario